martes, 15 de marzo de 2016

Black Bird

Título: Black Bird
Autora: Kanoko Sakurakouji
Editorial: Ivrea
Tomos: 18

Opinión:

Misao puede ver yokais, algo así como fantasmas que no paran de molestarla. De pequeña tenía un amigo, Kyo, que también podía verlos pero este se tuvo que ir. Ahora que ella cumple 16 años, él vuelve a la casa de al lado y le confiesa que es un ayakashi, un tengu (tiene forma humana pero con alas). Misao es una humana especial y los ayakashi (monstruos) la quieren devorar porque si beben su sangre se alarga su vida, si se la comen serán inmortales y si se casan con ella su clan prosperará. Esto último es lo que quiere Kyo que es el líder de su clan, y la protegerá de los akayashi que tienen malas intenciones.

---

Tenía muchísimas ganas de volver a leer este manga ya que lo dejé por el tomo trece o catorce para leerlo del tirón. Me estaba encantando pero como me pasa siempre, con lo que tardaba en salir un tomo se me iba olvidando, así que lo volví a leer desde el principio cuando lo tuve completo. Es una obra que por una parte es muy típica en lo que se refiere al romance, pero a la vez tiene algo distinto a otros shoujos por el tema de los ayakashis y el folclore japonés.

Desde el primer tomo es una historia que atrapa, hay otros mangas que necesitan varios tomos para que la historia despegue pero Black bird no es de esos, sino que se presenta todo desde el principio y se va ampliando poco a poco. Ya después las cosas se complican porque Misao quiere que Kyo la quiera a ella no por su clan, y otros ayakashis no se lo pondrán fácil.

Es esta historia hay buenos y malos, hay peleas, sangre y algún que otro brazo suelto volando. Esto no es algo muy normal de encontrar en los shoujos y en parte por eso me gustaba tanto, pero no quiero contar demasiado sobre la parte de acción del manga que es lo que aporta algo nuevo y sorprendente en algún momento. Tampoco esperéis una obra que solo sea así porque lo principal es el romance. Y esto sí es lo de siempre pero con sus tópicos me ha gustado.

Y lo bueno que tiene es que no se forman triángulos, estos dos viven el uno por el otro y están seguros de sus sentimientos. El romance tiene sus escenas picantes, a Kyo le gusta fastidiarla y meterle mano en cuanto puede, están peleando cada poco. Pero muchas de las peleas entre ellos eran lo que me hacía gracia. Y es que también tiene humor, no demasiado, pero con las escenas cómicas me he reído mucho. Kyo también la protege y tiene sus momentos bonitos, ya que se mezcla el pasado cuando se conocieron con el presente. Es un manga picante más en los primeros tomos pero tampoco tanto como otros. Escenas tipo lamer las heridas de ella delante de los demás pero no hay cosas que ella no quiera.

En cuanto a los personajes Misao es una protagonista shoujo indecisa y débil. De tan buena que es la termina liando con sus acciones y buscándose problemas. Pero no es de las insoportables porque ella misma se da cuenta de sus errores aunque sea demasiado ingenua. Al menos piensa algo y se da cuenta de lo que hace, aunque tarde.
Otra de las mejores cosas son los personajes secundarios, los ayudantes de Kyo, me habría gustado que la autora les diese más protagonismo porque eran geniales, sobre todo los pequeños que son adorables.

El final es sencillo pero la manera de relatarlo ha sido tan perfecta que casi lloro.
Como muchos mangas en muchos tomos hay capítulos extra, y no suelo comentarlos nunca en las reseñas pero es que hay algunos, los que son algo largos y no solo dos páginas, que son una preciosidad.
El dibujo me gusta mucho, y cada vez más, que en los últimos tomos era mejor. Un dibujo precioso, y sobre todo cuando dibujaba a los niños era una monada.

Tiene alguna cosa mejorable, habría estado bien que Misao para tantos tomos que son hubiera evolucionado un poco y se podría haber sacado más de los secundarios. Pero por lo demás ha sido un manga que me ha encantado desde el primer tomo al último. Es un romance muy típico pero al mezclarlo con un tema sobrenatural la autora ha aportado algo distinto.

9 comentarios:

Mary-chan dijo...

Este me lo apunto, porque si es un shojo mezclado con temática sobrenatural, estoy segura de que me va a gustar. Eso sí, de momento tendrá que esperar, porque tengo tropecientos mangas empezados, y no termino ninguno xD

Un beso!

Luz dijo...

Vaya notaza! Y eso que son 18 tomos... Hace tiempo que le tengo echado el ojo, si puedo me haré con él.

:3

RiKanna dijo...

No se yo si me gustará tanto como a ti, porque entre que dices que la protagonista es un poco ingenua y mezcla fantasía y acción... Pero en fin, creo que le voy a dar una oportunidad.
Saludos :)

Cris dijo...

Bastante de acuerdo contigo. Yo a Misao si que le cogí un poco de tirria como protagonista, la liaba mucho xD El principio me enganchó mucho pero en los últimos tomos se me hizo un poco pesado, también es verdad que yo lo leí conforme iba saliendo y se me olvidaban muchísimas cosas. A lo mejor si lo hubiese leído del tirón como tu hubiese sido distinto...

Ainhy dijo...

Hola!! La verdad es que hay cosas que me llaman y otras que no de este manga, por eso aún no me he animado a cogerlo... pero con tu opinión me has picado un poco... si la veo un día de segunda mano quizás me lo piense muy y mucho el cogerla!!
Gracias por la reseña :D

Leyna dijo...

Tengo toda la colección pendiente y la trama me encanta y el dibujo me gusta así que a ver cuándo la leo *O*

Besitos =)

Sandy! dijo...

Lo dejé sin finalizar hace un tiempo, y ahora que está ya terminado supongo que lo releeré para acabarlo. Es una historia que me encantó, tiene su punto de comedia, drama, amor y smut. El dibujo me gusta un montón y la historia es original y sencilla al mismo tiempo.

Un besito ♥

Bam dijo...

Sin dudas quiero que llegue por aca para poder leerlo, ademas no son tantos tomos como las series que empece jajaj
Besos!

Kitty Holmes dijo...

Buenas :)

Yo en su momento leí hasta el tomo 4 y me estaba gustando mucho pero al final acabé aparcándolo y ahora estoy esperando a tener todos los tomos para leerlo del tirón. Pero me preocupa que siendo 18 tomos me acabe cansando... ya veremos.

Un beso